Los nuevos pisos del barrio de Salamanca

Cuando yo trabajaba en el bufete de abogados de mi tío Andrés, tenía que tratar con muchos arquitectos, porque solían encargarme asuntos relacionados con responsabilidad por daños en la construcción de viviendas.

Con frecuencia, me tenía que leer informes técnicos en los que el arquitecto informaba sobre las deficiencias y desperfectos de la obra. Dependiendo de su alcance, al cliente se le reclamaba en el juzgado una mayor o menor indemnización.

Las primeras veces que un abogado (que de arquitectura no sabe absolutamente nada) se pone a hojear uno de esos informes, en realidad siente deseos de morir.

Aquello es un galimatías intraducible del que apenas entiende una palabra. Eso sí, uno le pregunta al arquitecto lo que significa y te lo explica maravillosamente. Es más: se nota que le gusta hablar de esos asuntos.

Yo conocí a varios especialmente entusiastas que llegaron a lograr que la materia me interesara y hasta gustara un poco.

La verdad es que solo por la carrera tan complicada que han tenido que estudiar, ya tienen mérito estos arquitectos.

Y yo nunca imaginé lo bien que me vendría tener amigos arquitectos a raíz de mi trabajo en el bufete de abogados.

Cuando cumplí los treinta años, decidí, como tantos otros, embarcarme en la aventura de comprarme un piso. De modo que empecé a buscar por internet promociones de viviendas en Madrid, llamé para interesarme e incluso visité varias. Ya había dado con varias opciones interesantes (en especial me encantaba una en Móstoles), cuando por pura casualidad me encontré en el Juzgado con mi amigo Martín el arquitecto. Charlando, le comenté el tema de la casa que me gustaba y para mi sorpresa, me dijo que ni se me ocurriera meterme en esa propiedad, porque había ya treinta y seis denuncias de compradores por vicios ocultos en la construcción.

Amablemente, Martín se ofreció a mostrarme unas viviendas en venta en el barrio de Salamanca que eran de total confianza. Él no había participado en el proyecto ni en  la construcción, pero sí lo había hecho un cuñado suyo constructor.

Y justo esta tarde, me entregan las llaves…: he comprado una casa de dos dormitorios, con garaje, trastero, puerta blindada y aire acondicionado, en una zona muy céntrica de Madrid, que a mí me gusta especialmente para vivir.

Ya os podéis imaginar que estoy de los nervios y deseando irme a vivir allí. Una de las cosas que más me gustan es la luminosidad del piso y lo nuevo que está todo…: ¡es la primera vez que voy a estrenar una vivienda!

Y por si fuera poco, la tengo a menos de quince minutos de mi trabajo, con lo que voy a ahorrar una barbaridad en gasolina y transportes públicos.

Eso sí: deseadme suerte y rezad por mí para que pueda pagar la hipoteca .

 

Trascendencia de las obras famosas

Rakitic condena al Almería Kare de enero de : ELMUNDO Terminó arquitectura y un master en estructuras hace años, trabajó de estudio en estudio con condiciones abusivas (en uno de ellos una de sus compañeras lleva año con ayuda psicológica profesional aun habiendo dejado el trabajo hace tiempo), y ahora ha tenido que aceptar un contrato de becaria (para ello ha tenido que matricularse de la tesis y hacerla los fines de semana) de horas al día por euros al mes. Javier Ejemplo: un Colegio de Arquitectos va a presentar en la próxima Asamblea de Presupuestos la propuesta de cobrar ¡ euros! cada vez que se solicite un expediente con más de años de antigüedad porque han de ir al archivo a buscarlo. Todos los días van a ese archivo a por expedientes de menos de años, pero si te traen el antiguo te cobrarán.

junio () gracias por el viaje… bello Hola Maria Estela celebro que te gusten el articulo y las fotografias compartimos aficiones y me tienes a tu disposición para intercambiar las mismas . Sludos desde España Acerca del autor Edificios (acontecimientos) Más madera: es.informaticos empleo barcelona programador senior php ?ut El ‘sí’ de las niñas lo leí en diagonal y me topé con este párrafo (negritas mías): Probablemente la forma de aeronave es la más representativa. Un eje central motor con todos los edificios públicos y administrativos —con el Palacio Presidencial y el Tribunal Supremo al fondo, en la supuesta cabina de mando— y una alas inmensas o residenciales como ‘sustento’ real de la ciudad. ¿Casualidad?

Por ser puntilloso, el Guggenheim de Bilbao NO es “la obra más transcendente en la carrera del arquitecto Frank O. Gehry” es la obra más famosa, pero la más trascendente fue su propia vivienda en California, que es la que lo hizo conocido y le permitió pasar de hacer establos (literalmente) a hacer gran obra pública, y esculturas de tamaño edificio. arquitonto Espero lo haya diseñado bien y no se le caiga encima. cc  Respecto a conectar el ordenador lo hago a un enchufe cuya factura paga mi abuela con su pension no contributiva cargada en su cuenta en un banco que no nombro para no hacerle propaganda gratuita .